Metodología Médica

La técnica de digitopresión con estímulo cognitivo (MPS) se aplica desde el año 1980. Esta disciplina surge como necesidad de neutralizar el dolor en patologías musculo articulares de dificultosa resolución y que en diversos casos, no se podían asistir con el apoyo de la medicación analgésica, por sus efectos colaterales o intolerancia por parte del paciente. Se lograron los objetivos propuestos, en patologías de columna vertebral, dolores musculares, articulares y neuralgias.

Este método fue recibido y aceptado en Congresos y Reuniones Internacionales de Medicina del Dolor transdisciplinarios, en Latinoamérica y Europa.

Estos 32 años de trayectoria en Medicina del dolor, permiten en la actualidad, desplegar estrategias de tratamiento, evaluando así, cada caso en particular, para resolver no solo el dolor como manifestación clínica, sino además las causas que prolongan dicho padecimiento.

Si bien este método puede ser utilizado sin medicación, existe también la posibilidad de combinar fármacos indicados en medicina del dolor con la técnica MPS. Esta técnica es considerada por lo tanto un tratamiento no cruento de primera elección en dolor.

Técnica de Digitopresión con Estímulo Cognitivo (MPS)

La técnica de descompresión axial con estímulo cognitivo (MPS) es un tratamiento de abordaje corporal no quirúrgico.
Este método por sus efectos analgésicos, es utilizado fundamentalmente en el tratamiento del dolor.

Características:

  • Se accede a la musculatura profunda, para lograr la distensión, como primer paso para el alivio del dolor.
  • La digitopresión, en zonas investigadas previamente, permite estimular los receptores del sistema nervioso que facilitan la analgesia.
  • Esta técnica puede modificar “la señal de tensión” que determinados centros nerviosos envían permanentemente a la zona del dolor.
  • Estratégicamente, este trabajo no produce dolor en su aplicación. No es necesario utilizar masajes, ni maniobras bruscas, ni aparatos.
  • La descompresión axial de las articulaciones, favorece la nutrición y oxigenación de los músculos, tendones y cartílagos afectados.

Las características mencionadas anteriormente, permiten al método, adecuarse a la complejidad y necesidad de cada situación de dolor.

  • porque potencia el efecto analgésico junto con el tratamiento farmacológico indicado.
  • porque permite ingerir dosis mínimas de medicación analgésica en caso de intolerancia a las mismas.
  • porque facilita el tratamiento sin medicación en casos extremos de incompatibilidad con los fármacos a emplear. Ej.: úlcera gástrica activa, pacientes anti coagulados, alergias, etc.

En que casos se aplica el tratamiento?

  • Dolores musculares y articulares.
  • Artrosis de columna, caderas, hombros, rodillas, pies.
  • Hernias de disco.
  • Desviaciones de la columna vertebral.
  • Alteraciones posturales y respiratorias.
  • Cefaleas y dolor mandibular.